miércoles, 17 de agosto de 2011

La prepotencia como argumento, la violencia como propuesta


Como si fuera poco lo que declaró el domingo 14, apenas pasadas un par de horas del cierre del comicio, recordemos: aludió a que se estaban "manipulando" los datos de modo que aquellos resultados que lo beneficiaban -supuestamente- a él, se iban a dar a conocer a las tres y media de la madrugada; también habló de las banderas subversivas que él ve, y lanzó una amenaza con aquello de "en octubre le vamos a dar un susto". Después, al mejor estilo "ganamos por KO o por abandono", en su estilo provocador y violento, aseguró que "el que se baja es un cobarde" (uy! si se da por aludida mano de piedra camaño que se bajó de la candidatura a gobernadora de la provincia de Buenos Aires!!).
No fue todo, hoy siguió con las veladas amenazas "Mucha gente descuenta el triunfo de la Presidenta, pero permítanme ponerlo en duda: faltan dos meses y medio y en ese tiempo en este país puede pasar cualquier cosa". Más que de un análisis sesudo estas y las anteriores palabras del candidato que apenas araño un poco más del 10% de los votos, son expresiones de sus deseos o la lógica del "cuanto peor, mejor". Después plantó un poco de miedo y (también veladamente) una alusión al fraude.
Para Duhalde "a mucha gente que votó al oficialismo ya le causa un poco de miedo darle tanto poder (en el Congreso)". Hablar de "mucha gente" ¿de cuántas personas sería, dondualde? ¿Ud. habló con todos, hizo una encuesta?

Además, dijo: "llama la atención que votó mucha más gente de que podría eventualmente votar". No, Dondualde, eso fue en Chubut, con su socio Das Neves. Ahora que si tiene pruebas concretas, vaya y llévelas.

Siguió tirando confusión: dijo que mucha gente no pudo votar lo que quería votar, no estaban las boletas. Las boletas que no estaban (y fui testigo de una situación en una mesa de votación) fue porque algunos partidos "chicos" no tuvieron fiscales (así como tampoco tuvieron votos).

Lo máximo fue decir "La gente cuando no quiere escuchar una verdad que no le gusta, no la escucha". Lo que creo es que al que no escuchan, porque ya no le creen, es a usted. Y que "el gobierno construyó muy bien su discurso", bueno, con los grandes medios NINGUNEANDO permanentemente todo aquello que desde el gobierno se hace, es más bien una falta a la verdad por parte del candidato del 12%, que sí tiene espacio en los diarios del toque de atención y del fundado por Mitre.

Es sumamente entretenido analizar los análisis que hacen los que no lograron captar el voto popular. Hacer estos análisis lo único que demuestra es el desprecio de algunos candidatos a la voluntad del soberano, en ese sentido ya fue Pino Solanas quien inauguró la categoría "voto de calidad" -es decir, voto de mala calidad vendría a ser el que no me votó, en este caso para Duhlade-.

Ya sabemos que el voto a Cristina Fernández ha atravesado todas las clases sociales. Cambiar el curso de la historia, lograr el apoyo de más del 50% de la ciudadanía, es obra de verdaderos líderes y conductores. Es necesaria mucha grandeza para aceptarlo y reconocerlo, queda claro que esta no fue la actitud de este candidato que habló por su herida.


fuentes

http://www.infobae.com/notas/600212-Eduardo-Duhalde-insiste-No-me-bajo-el-que-se-baja-es-un-cobarde.html

http://www.gacetamercantil.com/notas/7844/?returnCode=Y29uZmlnPTc3NDQmY29kRW1haWw9MTU3NyZib3Rvbj0zNDUzNyZlbnZpb25ybz0zMjgmdmlyYWw9MA==&utm_source=Icommarketing&utm_medium=Email&utm_con



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada